¿Metadatos? Una explicación muy breve

Comenzaremos por el principio, es decir por el prefijo “meta”. La Wikipedia lo define así:

Meta (proveniente de la preposición griega y el prefijo meta- (μετά-) significa “después” o “más allá”) es un prefijo usado en Español para indicar una idea de una abstracción detrás de otro concepto, usando para completar o agregar algo en el final.(«Meta (prefijo)», 2018)

 

Así, los metadatos serían los datos más allá de los datos, o, lo que es más acertado, los datos sobre los datos.

 

Los metadatos es un nombre nuevo para un concepto que no lo es en absoluto,  la catalogación con datos sobre recursos en las bibliotecas, para poder con ello gestionar sus archivos. Sin embargo,  con el nacimiento de la informática Jack Myers acuña a finales de la década de los 60 el término de metadatos para describir conjuntos de datos (Senso & de la Rosa Piñero, 2003). Así, se daba el nombre de metadatos a  toda aquella información que se incluía para identificar un recurso. Los metadatos podían también añadir información descriptiva sobre el contexto, calidad y condición o características del dato o recurso.

El término metadato surge, entonces, ya ligado a los objetos digitales. Hemos de pensar que cualquier recurso digital presenta dos tipos de datos:

  • Datos que conforman el contenido de ese recurso. Esto es, lo que se quiere comunicar, por ejemplo, el código del texto, si se trata de un documento textual, pero también el mapa de bits que representa una imagen digital, o los datos del sonido codificado digitalmente de un documento sonoro.
  • Datos que aportan diversas informaciones de gran utilidad para procesar correctamente, entender y gestionar esos contenidos: son los metadatos. Son, como ya decíamos “datos después de los datos” o “datos que describen a otros datos”.